Menú Cerrar

Qué es el derecho colaborativo

Es un modo alternativo de resolución de conflictos en el que las partes voluntariamente deciden gestionar su desacuerdo por medio de este método.

Negocian una solución mutuamente aceptable sin necesidad de acudir a la vía judicial  lo que permite a las partes, abogados y expertos intervinientes, mantener una comunicación abierta y sincera que facilita compartir la información. Todo ello conlleva la aparición de soluciones compartidas que  lleva a acuerdos duraderos en un marco seguro y pacífico.

En qué Consiste la Práctica Colaborativa IACP

Las partes intervienen en el proceso junto con sus abogados, el experto emocional y el experto neutral. Todos los intervinientes firman un acuerdo de participación colaborativa que describe la naturaleza y el alcance de la materia.

 

Durante el Proceso Colaborativo:

 

  1. Las partes voluntariamente exponen toda la información que es relevante y comparten el conocimiento para la comprensión del desacuerdo.
  2. Las partes actúan bajo principios de buena fe, integridad, honestidad en sus negociaciones para llegar a una solución mutuamente aceptable.
  3. Cada parte debe ser representado por un abogado cuya representación termina con la realización del acuerdo. Si no hubiese acuerdo los abogados colaborativos no podrán representarlos en el litigio.
  4. Las partes pueden utilizar en el proceso colaborativo gestores emocionales (Coaches o psicólogos)y profesionales financieros cuyo contrato termina con la iniciación de cualquier procedimiento judicial ya que expresamente renuncian a ser sus asesores en un proceso contencioso

Intervinientes en el Proceso

Abogados de las partes :Son los coordinadores del proceso colaborativo por lo que deben comprometerse a una formación de calidad continua que permita a sus clientes ofrecer acuerdos en un marco duradero seguro y pacifico.

 

 

Profesionales: Son los expertos neutrales que suelen intervenir en el proceso. Dependiendo del tipo de desacuerdo podrán ser mediadores, psicólogos, coachs, psiquiatras, médicos especialistas, ingenieros, economistas, auditores, arquitectos, notarios y otras especialidades. Son terceros cuya participación no es imprescindible siempre aunque suele ser necesaria y facilita la eficacia y eficiencia del acuerdo.

 

Litigantes: Personas u organizaciones que tienen el desacuerdo y acuden al proceso al conocer el marco de seguridad y pacifico, en el que se desarrolla lo cual  les permite expresar sus necesidades, escuchar al otro, buscando ellos mismos  la solución sin la imposición de un tercero

La Práctica colaborativa

Ventajas:

Las partes intervienen directamente en el proceso junto a los abogados el experto neutral y el gestor emocional lo que le lleva a participar activamente  en la búsqueda de la solución. Todo ello dentro de un marco de seguridad que facilita la privacidad de las partes. Dicha circunstancia permite que los acuerdos tomados sean respetados, satisfactorios y duraderos.

Todo ello permite la continuidad de las relaciones de una manera satisfactoria.

Son los intervinientes los que marcan sus tiempos y sus necesidades.

El ahorro económico, temporal y emocional en comparación con los procesos litigiosos es evidente.

La intervención en el proceso permite a las partes adquirir habilidades y competencias en comunicación, negociación lo que permite adquirir más confianza en un futuro con menos conflictos.

¿Qué es la IACP?

IACP es la Academia Internacional de Profesionales Colaboradores, una comunidad internacional de profesionales legales, de salud mental y financieros que trabajan en conjunto para crear procesos centrados en el cliente para resolver conflictos.

IACP apoya la Práctica de Colaboración como una opción de resolución de conflictos en todo el mundo mediante:

  • establecer y mantener los elementos esenciales, los estándares éticos y de práctica de la práctica colaborativa;
  • fomentando la excelencia profesional mediante la educación y la provisión de recursos a los profesionales Colaboradores;
  • liderando e integrando la comunidad de Colaboración; y
  • promoviendo el crecimiento de la práctica colaborativa.

Áreas de intervención

Familia

  • Gestión de separaciones y divorcios,
  • Modificaciones del Convenio Regulador o de los Acuerdos Paterno Filiales.
  • Gestión del Liquidación de Gananciales.
  • Gestión de  Relaciones  en Familias Reconstituidas

Civil

  • Gestión de desacuerdos sobre propiedad horizontal.
  • Gestión de desacuerdos sobre alquileres y relaciones arrendatarios. Arrendadores,
  • Gestión de desacuerdos en herencias.
  • Elaboración de Pactos Sucesorios

Empresa

  • Gestión de desacuerdos en Empresas de Familia.
  • Gestión de relevo en empresa familiar
  • Fusiones de Empresa
  • Gestión de desacuerdos en emprendedores, startups.
  • Gestión  de desacuerdos en empresas de innovación  y tecnológicas con escasa regulación.
  • Acompañamiento a las empresas en la implantación de innovación tecnológica y social.

Laboral

  • Gestión de desacuerdos entre proveedores y clientes.
  • Gestión de desacuerdos entre miembros de Junta Directiva y demás órganos.
  • Gestión de desacuerdos entre proveedores.
  • Gestión de desacuerdos entre trabajadores
  • Gestión de desacuerdos entre empresa y trabajadores